viernes, 3 de febrero de 2017

¡Hasta siempre, amigo!

Amigo, durante estos cuatro meses se me han apilado los recuerdos. Aunque especialmente en estas últimas semanas me he visto atropello por todos ellos. Te he recordado en decenas de lugares en los que coincidimos, siempre movidos por nuestra ilusión: ser entrenadores. Poco importaba dónde. 

Pero especialmente me asaltan los de aquellos dos meses que vivimos juntos en Portugal. Nuestras eternas conversaciones sobre política y la conclusión de que las barricadas eran la única salida. Nuestras sesiones escuchando a Antonio Vega o a Aute, agradecida influencia de nuestras queridas madres. Tus recomendaciones literarias. Los pases de "The Wire" en aquel frío salón a través de aquel antiguo proyector. Nuestras salidas matutinas corriendo por las calles de Oliveira do Hospital como si fuéramos marcianos. Y tus constantes chascarrillos cargados de una ironía que solo puede estar soportada por la inteligencia. 

Aquellas semanas me sirvieron para terminar de conocerte y apreciarte aún más. Siempre reconocí tu integridad, tu capacidad de trabajo y sacrificio. Tu indomable carácter, tu cultura y tu pasión por el baloncesto. Allí terminé de confirmar que eras una persona inteligente, audaz, con un humor afilado al que había que responder con igual agudeza. Y ratifiqué que tu dureza mental era comparable solo a la de unos pocos. Pero sobre todo me demostraste que eras una buena persona, alguien de fiar. Alguien en quien poder confiar en cualquier circunstancia. 

Estos últimos meses han sido muy duros y, aunque hemos estado muy cerca, no sabemos lo que has padecido. Te he visto agarrarte a la vida a cada instante. Sin ceder en los malos momentos y siempre aferrado a la esperanza. 

Aquí se te va a echar mucho de menos, y yo te echaré de menos cada día por muy lejos que vaya. Te prometo que, por lo que has significado en la vida de todos y cada uno de nosotros, este equipo se dejará el alma cada día honrando tu recuerdo. 

¡Hasta siempre, amigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario