lunes, 9 de mayo de 2016

Rendirse nunca es una opción


Aunque los resultados que hemos ido obteniendo puedan indicar lo contrario, no ha sido una temporada fácil. Hemos pasado por momentos extraños, situaciones de difícil explicación y compleja solución. Coyunturas que quedan en las tripas de un vestuario y se suman al bagaje que acumula la mochila del constante aprendizaje. Momentos que nos ayudaron a crecer como individuos y como colectivo, lo importante nunca es lo que te sucede, sino cómo lo afrontas.
 
Hemos estado varias veces contra las cuerdas, un par de ellas casi noqueados, con las piernas temblando como alambres; pero, aún así, siempre hemos respondido. No lo sabemos, pero nos va la marcha, somos unos rumberos.
 
Hoy, cansados, con el cuerpo dolorido y la mirada nublada, estamos a un partido de que la liga se termine para nosotros. Si lo planteamos de este modo, el sábado estaremos de vacaciones, y odio los periodos estivales a destiempo. Mi enfermizo deseo de ganar  me lleva a pensar que estamos a tres partidos de la final, que son los mismos que teníamos que conseguir al principio de la serie. No será fácil, nunca lo es. Resulta más sencillo decirlo que hacerlo, sino lo haría cualquiera.
 
Como siempre, las cosas se deben empezar por el principio, eso será el viernes. Jugamos en casa, apoyados por los nuestros. Desde que llegué aquí aprendí lo que significa Ovarense, conocí la historia, el orgullo que hay detrás de este club y el sentimiento vareiro. El cemento del patio del colegio siempre me enseñó que rendirse nunca es una opción. Aquí tampoco encuentras esa palabra en el diccionario.
 
 
Me contaron historias de cuando el pabellón viejo se ponía a reventar, me hablaron de cuando dos horas antes no cabía un alfiler en el campo y me dijeron que aquello era una olla a presión. Sé que pido más de lo que ofrecemos, pero necesitamos vuestro penúltimo esfuerzo. Sin vosotros somos peores y aún será más complicado. Vamos a llenar el Arena, vamos a ponerlo a reventar y que durante dos horas nos falte el aliento. Contamos con todos y cada uno de vosotros. Suframos y disfrutemos juntos, merecerá la pena.
 
Obrigado a todos aqueles que vieram sexta-feira e domingo em O Dragao Caixa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario