miércoles, 16 de diciembre de 2015

Motadelo y Gollum

“¡Mortadelo!”. “Sí, tú, no te hagas el loco”. A pesar del momento de tensión que vivía durante el partido, terminé por girarme hacia la grada ante tanta insistencia, no pude menos que reírme. El tipo tenía su gracia, además de la ingeniosa (acertada o no) comparación, el acento canario dotaba al símil de mayor agudeza. Me pasó siempre que dirigí un partido en el Santiago Martín de La Laguna. Igual que le ocurría, no sé en la actualidad, a Moncho Fernández, al cual llamaban Harry Potter con repetido empecinamiento.
En un campo de baloncesto me han llamado de todo menos bonito, pero nunca me dijeron Mortadelo. Tal gracia me hizo el mote que, al final del partido, terminé por ir a saludar al sujeto en cuestión. Tardó poco en reaccionar, el tipo era rápido. Casi vino a decirme que él hacía su trabajo, no pude menos que estar de acuerdo. En las sucesivas ocasiones que allí me presenté, cuando me giraba al oírle, el hombre arqueaba las cejas, encogía los hombros y esbozaba una pícara sonrisa. Si alguna vez regresará a aquel campo, no oírle gritar Mortadelo me resultaría extraño.
Por lo visto, a Erdogan, presidente de Turquía, no deben hacerle tanta gracia como a mí las comparaciones. Recientemente, un médico turco realizó un montaje en el que le comparaba con Gollum, aquel hobbit del El señor de los anillos que en su versión más amable era conocido por Smeagol. Ahora, Bilgin ÇiftÇi, que es como se llama el doctor, está suspendido para ejercer su profesión y se enfrenta a una pena de dos años de cárcel. En Turquía insultar a una figura pública está considerado delito; y tal es la transcendencia del asunto que el juez ha decidido crear una comisión de expertos para dilucidar si el citado Gollum es bueno o malo. Al parecer, su señoría no ha visto toda la saga y no se ve facultado para tomar una decisión al respecto. El grupo de versados lo componen académicos, especialistas de cine y psicólogos. Antología del disparate.
Es tal el absurdo que hasta el propio Peter Jackson, responsable de la adaptación de los libros de Tolkien al cine, se ha visto obligado a emitir un comunicado firmado junto a los guionistas de la historia tratando de exonerar al médico. También Elijah Wood, el actor que protagoniza a Frodo, se ha pronunciado calificando de horrible la situación a la que se enfrenta ÇiftÇi.
Tengo la certeza de que Turquía tiene cosas mucho más importantes de las que ocuparse, y no son pocas. Indudablemente, estoy muy lejos de tener la talla de personaje público. En cualquier caso, a mí no me hizo falta llamar a Ibáñez. Mejor nos iría si nos riéramos con más frecuencia de nosotros mismos.
Publicado en La Nueva Crónica el 10 de diciembre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario