martes, 6 de mayo de 2014

Furor por el curling II



Cada vez que me empeño en asegurar que lo he visto todo viene la vida y me sorprende. Ahí va la historia, no tiene desperdicio. 

Vaya por delante que Paco es un gran tipo, un poco particular pero un gran tipo. Oscense de nacimiento y pucelano de adopción. Supera el 1.90 y no tiene un solo pelo que peinar, tampoco de tonto. Dentro de su enorme cuerpo habita, en cierto modo, el niño de su infancia. Ese que todos tenemos escondido y al que no permitimos salir. Paco, sin embargo, convive con él a diario. 

Cuando hace unas semanas la tropa de amigos que tengo me habló de la pasión que había despertado en ellos el curling me quedé perplejo. Cuando el viernes Paco me contó su “romance” con este deporte, me recosté sobre el asiento trasero del coche en el que viajábamos, tomé todo el aire que pude y me decidí a jugar con el chaval de su infancia. 

Hace seis años Paco decidió crear un club de curling, un visionario. Se puso manos a la obra, juntó a un puñado de amigos, consiguió el material necesario, aprendió las reglas sobre la marcha y buscó un lugar donde poder entrenar. Bajo este afán emprendedor se escondía el sueño de aquel niño.

Dio por sentado que no habría competencia, que el camino estaría expedito y concluyó, antes de tiempo, que aquel anhelo de su infancia se convertiría en realidad. De momento, tendrá que esperar. 

Inspirado en aquel pionero equipo jamaicano de bobsleigh visualizó su sueño olímpico. Se vio desfilando en la ceremonia de inauguración, ataviado con el chándal de España y recibiendo el calor de un público entregado. 

A diferencia de los cuatro jamaicanos, Paco descubrió tarde que tenía competencia, mucha y dura. A pesar de ello, su ilusión continúa intacta. Cada vez son más los miembros de su club. En categoría masculina compiten en la segunda división del país mientras las chicas lo hacen en la primera. En el último campeonato de España ellas quedaron sextas y ellos decimoquintos. 

Desde aquí reto a mis apasionados amigos a que se dejen salir a ese niño y persigan el sueño olímpico en un deporte que no conocieron en su niñez pero del que parecen veteranos expertos al día de hoy. 

Adjunto el enlace del post que les dediqué en su día:http://www.felixjalonso.com/2014/02/furor-por-el-curling.html