martes, 14 de enero de 2014

El Día Internacional




Habría que darle un par de vueltas al calendario, hacer que los bisiestos dejaran de ser cada cuatro años y encargar a alguien, si no existe ya, que gobierne todo esto. Puede llegar a agobiar tanto como las cinco piezas de frutas al día, las legumbres tres veces por semana o los 30 minutos de paseo diario, a buen ritmo, eso sí.

¿Nadie se ha dado cuenta que no hay tiempo material para hacer todo eso y mil cosas más? Pues con esto ocurre lo mismo, no hay día en el que no se reivindique algo. En este mes tenemos los siguientes: Día Mundial de la Nieve (19), Día Internacional de la Conmemoración de las Víctimas del Holocausto (27), Día Mundial contra la Lepra (28), Día de Protección de Datos (28) y Día Mundial de la No Violencia (30).

Los hay para todos los gustos, delicados y comprometidos, o con una sensibilidad especial. Otros mucho menos profundos, inicialmente con poca sustancia, al menos en una primera impresión. Aquí van unos cuantos ejemplos que me han resultado especialmente llamativos: Día del Orgullo Zombie, Día del Orgullo Friki o el Día Internacional de No Usar Pantalones en el Metro.

Esta sesuda reflexión esconde la intención de proponer un día internacional más. Bueno, rebajaré mi pretensión y lo circunscribiré únicamente al territorio nacional: Día Nacional en el que ya no se puede decir Feliz Año. 

No es tarea fácil, hay diferentes opiniones al respecto. Algunos argumentan que pasado Reyes ya no toca y otros que resulta educado hacerlo durante todo el mes de enero. Se está extendiendo la corriente que aboga por desearlo siempre que ves por primera vez a una persona en ese nuevo año. Andan los vendedores de agendas frotándose las manos. 

“Hola, Antonio. Espera a ver si te tengo apuntado. Coño, no. ¡Feliz Año! Y que lo pases bien este mes de agosto en Benidorm.” 

Creo que el 1 de julio sería una buena fecha, ha pasado la mitad del año y empiezas a desear al personal unas buenas vacaciones de verano. Voy a ver si oposito a la Asamblea General de las Naciones Unidas, que parece ser que es quien lleva este asunto.

Lo que tengo claro es que muchos de esos días se deberían celebrar constantemente, como el Día Mundial de la Felicidad (20 de marzo) y el Día Internacional del Beso (13 de abril). Pues eso, que seáis felices, aunque a veces duela.