martes, 21 de mayo de 2013

Esa delgada línea


El éxito tiene fecha de caducidad. Raros son los casos de personas que, en algún momento de su vida, no han conocido el sabor  amargo de la frustración. Triunfar no es una cuestión que dependa absolutamente de uno mismo, se alinean decenas de factores que obstaculizan la consecución del objetivo y engrandecen el logro.

La vida es una permanente montaña rusa y el deporte, en particular, ejemplifica a la perfección los sentimientos de alegría y decepción. 

Acaba de terminar la liga regular de la ACB y, como ocurre cuando algo finaliza, toca hacer balance. Se habla de jugadores revelación, de el mejor base de la liga, del quinteto ideal o del equipo sorpresa. Particularmente me gustaría quedarme con el galardón al mejor entrenador.

Dicho trofeo se otorga en base a criterios estadíticos, aunque creo que lo que se debería valorar es la optimización de recursos y una clasificación final que rompa con el pronóstico inicialmente previsto. Eso no significa que siempre haya que dárselo al entrenador del equipo considerado revelación, pero tampoco, y casi por defecto, al que consigue el título. 

Esta temporada ha habido tres entrenadores que han llevado a cabo una extraordinaria labor con sus equipos: José Luis Abos, Moncho Fernández y Alejandro Martínez. Los tres separados por estilos diferentes pero unidos por el hecho de ser profetas en su tierra. 

Hoy tocan las mieles del éxito, pero seguro que lo hacen con la prudencia de quien conoce la profesión y las trampas que esconde la misma. Bien podrían hablar sobre ello Sito Alonso y Jaume Ponsarnau, dos excelentes técnicos que la temporada pasada luchaban merecidamente por ese premio y en ésta han descendido con sus respectivos equipos.


La competencia, las circunstancias y los imponderables distinguen ambos caminos. Cinco excelentes entrenadores que saben que cuando unos cuantos están arriba a otros les toca estar abajo. Esa delgada línea que separa el precipicio de la gloria, la cara cruel del deporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario