martes, 5 de febrero de 2013

Cuando los pájaros se tiran a las escopetas

Quedaba alguna duda pero el domingo noche terminó de disiparse. Para algunos la aplicación de Twitter en el teléfono móvil o en la tablet tiene más peligro que un mono portando una escopeta de postas. 

Puedo imaginar la escena. Repantingados en el sofá viendo cualquier programa de la televisión y, de repente, algo de lo que allí sucede hace que algún mecanismo defectuoso de sus cerebros salte como un resorte. 

La cosa cambiaría si tuvieras que levantarte, cruzar el pasillo, llegar hasta la habitación en la que se encuentra el ordenador y encenderlo. Ese lapso de tiempo provocaría que la estupidez terminara sofocándose. 

Algo parecido debió pasarle a Ana Rosa Quintana anteayer viendo "Salvados". Mientras miraba el programa titulado: "Cuestión de Educación", escribió en su Twitter: "Estupenda la educación en Finlandia, y el frío, los suicidios y no poder sentarte en una terraza a tomar unas Cañas y unas tapas?"

La supongo veraneando en Sotogrande, tomando un daiquiri, pamela y pareo en ristre. Y como ella todos los españoles, analfabetos pero bronceados. Por el contrario, imagino a los finlandeses tapados hasta las orejas y poniéndose tibios de cerveza. Muy cultivados pero nada glamurosos. 

Menos mal que vienen a España a disfrutar de las bondades de nuestro clima, como que en León, Huesca o Burgos no hiciera frío. Gracias a ello su índice de suicidio ha disminuido considerablemente. No como aquí, donde el que se suicida lo hace por capricho. Qué cosas.

Más tarde argumentó que la ironía no se entiende en el mensaje corto y que su intención era poner una sonrisa al drama. Twitter debería mejorar su aplicación en las próximas actualizaciones. Algunos encuentran la polémica sin buscarla. Otros, por el contrario, se tiran a las escopetas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario