lunes, 12 de septiembre de 2011

Sin pudor

Existen comportamientos completamente inaceptables, aquellos que no admiten matices, tan vergonzosos, y realizados con tan poco disimulo, que suponen una ofensa a la inteligencia y al espíritu deportivo.

Así se comportó ayer Francia, de manera inadmisible e indigna. Con su seleccionador Collet a la cabeza, no sé si como ideólogo o como ejecutor de un paripé insultante.
Reservó a sus dos principales figuras: Noah y Parker, quien no dejó de bostezar. Realizó una dirección de partido impropia en un técnico de su categoría y mantuvo una actitud en la banda más acorde a un domingo de playa que a un campeonato de Europa.
La mañana ya anunciaba algo parecido, el “pretigioso” L´equipe marcaba el camino a seguir. Indicaba que ganar sería poco inteligente, puesto que la derrota, previsiblemente, proporcionaría mejores cruces hasta la final. De este modo se evitarían las consecuencias que se produjeron hace dos años tras la fatídica canasta de De Colo. El único pero era que los españoles pensaran lo mismo.
Como entrenador me resulta imposible pensar que un colega pueda dar instrucciones de manera explícita para no ganar un partido; pero después de lo de ayer albergo mis dudas.
Si esto fuera cierto, en condiciones normales, la autoridad moral de un entrenador quedaría ultrajada ante sus jugadores. Circunstancia minimizada si éstos se convierten en cómplices.
La actitud de Francia, invicta hasta ayer, deja al descubierto las vergüenzas de un equipo menor, que especula con los posibles cruces buscando el camino teóricamente menos complicado hasta la final.     
Habría que preguntar a todos aquellos que halagan la inteligencia práctica de Francia, qué pensarían si España hubiera hecho lo mismo. Afortunadamente ese debate no existe, ya que nosotros tenemos un cuerpo técnico y un grupo de deportistas de los que podemos sentirnos muy orgullosos.
Habrá que ver cómo le sale la jugada a los franceses, porque tengo la impresión de que igual, los que más se ríen son los griegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario