martes, 9 de agosto de 2011

Que los árboles no nos impidan ver el bosque


Quedan un par de horas para que la selección española de baloncesto inicie su camino de partidos amistosos que desembocarán en el campeonato de Europa que se celebrará en Lituania. Hay ganas de baloncesto, hay muchas ganas de Equipo Nacional.

El verano no ha podido ser más productivo en cuanto a medallas se refiere. A excepción del resbalón del equipo sénior femenino, las alegrías han ido llegando semana tras semana sin apenas darnos tiempo para respirar. Han sido tres oros, una plata y un bronce. Repartidos en los campeonatos de Europa U20 masculino y femenino, en el U18 masculino, en el Campeonato de Mundo U19 femenino y en el europeo U16 masculino.

El futuro parece estar en buenas manos, chicas y chicos de enorme talento, dueños de un desparpajo y una entrega fuera de lo normal. Siendo conscientes de su condición de favoritos en algunos casos, pero con la humildad imprescindible para llevar a cabo ese papel.

Buena culpa de todo eso la tienen los Gasol, Navarro, Calderón, Rudy y compañía. Jugadores de una dimensión desconocida hasta entonces en nuestro país que terminaron de abrir la senda que en su día nos enseñaron Epi, Iturriaga, Martín, Solozabal o Romay.

Han llevado a nuestro deporte a las primeras páginas de los diarios, los informativos abren con sus hazañas y la gente hace cola para verles jugar o llegar al hotel de concentración. Su compromiso llama tanto la atención como su juego, con el que han creado una seña de identidad difícilmente imitable.

Nos han hecho campeones de casi todo, y si no hubiera sido por todos aquellos pasos que no se pitaron, hoy serían campeones de todo. Nos hicieron madrugar, trasnochar, comernos las uñas, saltar de los sillones y, sobre todo, nos emocionaron y llenaron de orgullo.

Lamentablemente para nuestro deporte no todo son buenas noticias. Algunos clubes ACB pasan por momentos muy delicados a nivel económico, unos cuantos han entrado en concurso de acreedores y unos pocos aún adeudan nóminas de la temporada pasada.

El panorama en el baloncesto FEB es aún mucho más desolador, la web especializada Solobasket ofrece en el día de hoy un dato concluyente, desde la temporada 2007/08, las ligas Adecco han tenido una reducción de equipos equivalente al 45%, de los 53 que recorrían la geografía española por entonces, hemos pasado a los 29 que hay en la actualidad; a la espera de que la LEB Plata cierre su segunda ampliación del plazo para la entrega de aval y documentación.

Los éxitos de las respectivas selecciones diseñan un futuro esperanzador, pero sobre lo que no hay duda, es que, los árboles no nos pueden impedir ver el bosque.

1 comentario:

  1. A la cada vez menor presencia de equipos, se suma la creciente llegada de medianias con pasaporte europeo y nacionalizaciones expres, mientras nuestros dirigentes hablan de cupos nuestros chicos y chicas pidiendo a gritos y en la cancha que son ellos/as los auténticos valores de nuestro deporte y los clubes de plata ,lf y eba haciendo encajes de bolillos para inscribirse en la competicion debido a la falta de sensibilidad de una federacion con los requisitos económicos y entretenida en felicitarse por lo buenos que son nuestros chicos/as en verano

    ResponderEliminar