martes, 31 de agosto de 2010

Papá, ¿por qué ahora todo el mundo es del Atleti?


Esta puede ser la pregunta que a partir de ahora muchos hijos realicen a sus padres. Y es que, algo parece estar cambiando en club del Manzanares. La consecución de la última Europa League, a la que se debe añadir el reciente título de la Supercopa de Europa logrado ante el todopoderoso Inter de Milán, hace pensar que "el pupas" ya no lo es tanto. 

Lo lógico es que, ayer el Sporting hubiera aprovechado la resaca del título conseguido el viernes. Lo normal es que, esa afición que abarrotaba el Vicente Calderón hubiera llegado llena de esperanza y se hubiese ido como otras muchas veces, decepcionada, triste y pensando en el delito cometido para recibir semejante castigo. Pero no fue así, goleada y liderato. El primer equipo de Europa, el primer equipo de España y por ende de Madrid.

Esta mañana al sonar el despertador, todos se habrán levantado con la sensación del que ha vivido un dulce sueño, muchos habrán encendido el televisor, otros se habrán conectado a internet y, otros muchos, habrán bajado en pijama al quiosco para comprar el As o el Marca y corroborar que todo es cierto.

La pasada temporada debió ser muy dura a tenor del aspecto que presentaba en cada rueda de prensa Quique Sánchez Flores. Fue él quien sustituyó a Abel Resino que, dejó al equipo languidecido y moribundo. La orina del enfermo presentaba mal color y la evolución no era favorable. Incluso los primeros meses de Quique fueron complicados, llegaron a existir rumores sobre su destitución, la crisis institucional se agravaba y la afición clamaba contra Gil Marín y Cerezo. El tiempo pasó, el equipo se fue recomponiendo y, si bien es cierto que, en  la liga el camino era irregular, en la Copa del Rey y en la Europa League se iban pasando rondas. Al final, subcampeones en una y campeones en otra.

Este verano se apuntaló la zaga, talón de Aquiles en los últimos cursos. Pero también hubo propuestas y el propósito de muchos clubes de llevarse a los mejores: Forlan, Agüero, Siamo.... Pero algo está cambiando, solamente saldrá Jurado, y eso porque se dice que va a ganar más dinero en un año en el Shalcke 04 que en diez en el Atleti. Ahora aunque una oferta mejore sus condiciones nadie quiere irse. Al sentimiento se une la seguridad de que las cosas están cambiando, la voluntad de volver a ser un grande y la esperanza de dejar de sufrir y evitar que la sonrisa se borre de los labios cada fin de semana.

Aún así, no deberían bajar la guardia ni olvidar cual es su seña de identidad, esa que les ha hecho diferentes, esa de la que incluso se sienten orgullosos. Esa que cada día, al fin y al cabo, les ha hecho querer más al club de sus amores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario