martes, 31 de agosto de 2010

Papá, ¿por qué ahora todo el mundo es del Atleti?


Esta puede ser la pregunta que a partir de ahora muchos hijos realicen a sus padres. Y es que, algo parece estar cambiando en club del Manzanares. La consecución de la última Europa League, a la que se debe añadir el reciente título de la Supercopa de Europa logrado ante el todopoderoso Inter de Milán, hace pensar que "el pupas" ya no lo es tanto. 

Lo lógico es que, ayer el Sporting hubiera aprovechado la resaca del título conseguido el viernes. Lo normal es que, esa afición que abarrotaba el Vicente Calderón hubiera llegado llena de esperanza y se hubiese ido como otras muchas veces, decepcionada, triste y pensando en el delito cometido para recibir semejante castigo. Pero no fue así, goleada y liderato. El primer equipo de Europa, el primer equipo de España y por ende de Madrid.

Esta mañana al sonar el despertador, todos se habrán levantado con la sensación del que ha vivido un dulce sueño, muchos habrán encendido el televisor, otros se habrán conectado a internet y, otros muchos, habrán bajado en pijama al quiosco para comprar el As o el Marca y corroborar que todo es cierto.

La pasada temporada debió ser muy dura a tenor del aspecto que presentaba en cada rueda de prensa Quique Sánchez Flores. Fue él quien sustituyó a Abel Resino que, dejó al equipo languidecido y moribundo. La orina del enfermo presentaba mal color y la evolución no era favorable. Incluso los primeros meses de Quique fueron complicados, llegaron a existir rumores sobre su destitución, la crisis institucional se agravaba y la afición clamaba contra Gil Marín y Cerezo. El tiempo pasó, el equipo se fue recomponiendo y, si bien es cierto que, en  la liga el camino era irregular, en la Copa del Rey y en la Europa League se iban pasando rondas. Al final, subcampeones en una y campeones en otra.

Este verano se apuntaló la zaga, talón de Aquiles en los últimos cursos. Pero también hubo propuestas y el propósito de muchos clubes de llevarse a los mejores: Forlan, Agüero, Siamo.... Pero algo está cambiando, solamente saldrá Jurado, y eso porque se dice que va a ganar más dinero en un año en el Shalcke 04 que en diez en el Atleti. Ahora aunque una oferta mejore sus condiciones nadie quiere irse. Al sentimiento se une la seguridad de que las cosas están cambiando, la voluntad de volver a ser un grande y la esperanza de dejar de sufrir y evitar que la sonrisa se borre de los labios cada fin de semana.

Aún así, no deberían bajar la guardia ni olvidar cual es su seña de identidad, esa que les ha hecho diferentes, esa de la que incluso se sienten orgullosos. Esa que cada día, al fin y al cabo, les ha hecho querer más al club de sus amores.

domingo, 29 de agosto de 2010

Sin tiempo para lamentarse


Parece que empieza a ser norma, al igual que en el último europeo, España empieza con derrota. El talento nacional se ahogó ante el músculo francés.

Mal juego, malas sensaciones y mucho por mejorar. Hacía mucho tiempo que la selección no jugaba un partido tan desacertado, tan alejado de su nivel. Se dice que las estadísticas son como los biquinis, dejan ver todo, menos lo importante, aunque en esta ocasión, la excepción confirma la regla; 36.4% en tiros de campo, 11 de 31 en tiros de 2 (35.5%) y el inaudito 17/32 en tiros libres. 

Analizando con mayor profundidad los detalles, resulta especialmente preocupante el desequilibrio existente en el juego ofensivo. Poca, muy poca, presencia interior, Gasol a cuenta gotas y poco más. El triple parece resultar la base de nuestro juego más que un recurso, poco juego por parejas, pocas situaciones de uno contra uno, se echó en falta a San Emeterio, problemas en la dirección, Ricky sin la chispa habitual y Raül lejos de su mejor nivel. Aunque especialmente alarmante resulta el estado de Garbajosa y el nivel mostrado por Mumbrú y Llull. No se corrió, no se castigaron las pérdidas galas.
 
Ni mucho menos se trata de ser alarmistas, pero tampoco se puede obviar la realidad, si bien es cierto que, España ha salido de situaciones más complicadas, y talento le sobra para ello. Afortunadamente esta fase previa es muy larga, son cinco partidos, pasan los cuatro primeros y los traspiés permiten margen de maniobra. Siempre existen las clásicas y sesudas argumentaciones al respecto, cuesta empezar el campeonato, ha sido el partido tonto de cualquier competición, etc.
 
Lo que más me gusta de todo ésto, es la capacidad que tiene este grupo para sentirse herido en el orgullo, para elevar el amor propio a la categoría de táctica. Lo ha demostrado muchas veces y, conociendo a alguno de ellos, estoy seguro que ésta no va a resultar una excepción. Además, Scariolo cuenta con la experiencia de Polonia para revertir la situación.
 
El rival de hoy no va a poner las cosas fáciles, Nueva Zelanda, siempre ha resultado un rival incómodo, ayer, solamente el segundo cuarto ante Lituana, les alejó de la victoria. Habrá que tener especial atención a jugadores como Penney o Vukona, el primero lidera la clasificación de anotadores; treinta y siete le endosó a los lituanos y eso que hizo 1 de 9 en triples. Aún así, España es favorita. Somos mejores individual y colectivamente. Tenemos más recursos tácticos y somos los campeones del mundo. Así que, hoy, primera victoria.
 
En cuanto al resto de la jornada, gracias Marca TV por empacharnos de básquet, Croacia soportó un cuarto el empuje estadounidense, Grecia sufrió más de la cuenta para derrotar a China, estelar actuación de Jianlian Yi (26 y 14). Rusia jugó un partido de poder a poder contra Puerto Rico, que echó en falta los puntos de Arroyo. Argentina y Alemania jugaron el partido de la jornada, donde al final, la experiencia y la calidad argentina se terminó imponiendo. Tremendo Delfino (27 puntos, 8 rebotes). El resto de la jornada propició pocas sorpresas, a excepción del Canada 71-Libano 81. Ojo a El Khatib, anotador por excelencia que, ayer empezó el campeonato jugando a un nivel altísimo, 31 puntos, con muy buenos porcentajes y 8 rebotes.
 
Dicen que en este mundial faltan estrellas, se habla más de las ausencias que de los que están. Es cierto que faltan algunos y muy buenos. Pero estoy seguro que, los que están nos darán grandes tardes de baloncesto.  

viernes, 27 de agosto de 2010

Más allá de los límites



Hace unas semanas, debido a los partidos que ha disputado la selección española de baloncesto contra Eslovenia, ha surgido el nombre de Miha Zupan como ejemplo de superación. Nacido en septiembre de 1982, se convirtió en el primer jugador sordo en disputar la Euroliga. Hoy, está a un paso de hacer historia en un campeonato del mundo.

Su discapacidad le relegó a la práctica del  deporte adaptado, pero un estirón de veinte centímetros quiso que el Gleopin Slovan se fijara en él. Tras seis años en sus filas, llamó la atención de principal club de la ciudad y del país, el Union Olimpija de Ljubljana. Con ellos fue con los que consiguió el hito, debutando en Euroliga contra el Montepaschi Siena en octubre de 2007. Salió desde el banquillo, dispuso de trece minutos y firmó 5 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias. Luego pasaría dos años más en las filas de este clásico, para fichar el curso pasado por el Trikalla de liga griega.

Dice que nunca le ha importado luchar fuerte para adaptarse a la vida, digamos, normal. Ahora se expresa de la mejor manera que sabe, con un balón en las manos. Lleva un audífono que le permite escuchar relativamente y posee una gran habilidad para leer los labios, lo que según él, le proporciona ventajas con respecto al resto.

Pero si hay un caso de mayores dimensiones a las de Miha Zupan, no por el mérito, sino por la repercusión de la liga en la que juega, ese es Lance Allred. El primer jugador sordo en debutar en la NBA. Lo logró con los Cavs de Cleveland, también jugó en Francia, Italia y España (Lliria).


Nacido en el seno de una familia mormona, y siendo el menor de cinco hermanos, Lance creció en una comuna polígama de Montana donde, afortunadamente, sus padres tuvieron el sentido de dejar el grupo cuando Lance tenia 13 años pese a la oposición de su abuelo Rulon, profeta fundamentalista de la secta. Justo a partir de entonces es cuando empieza a interesarse por el baloncesto e inicia su andadura en el mundo de la canasta.

Al igual que Zupan, Allred dice que, ser sordo, él lo es en un 80%, tiene sus ventajas. Argumenta que, en muchas ocasiones el ruido en los pabellones es atronador y se precisa de un juego más visual para advertir lo que va a suceder.

Existen algunos deportes en los que el sentido del oído no adquiere la misma importancia que  en el baloncesto. Éste, es un juego en el que todo ocurre muy deprisa, en el que las decisiones se deben de adoptar en décimas de segundos, y en el que, especialmente, resulta fundamental la comunicación. A muchos entrenadores, por no decir a todos, nos gusta enfatizar en este aspecto del juego. Sobre todo a nivel defensivo; avisar los bloqueos, los cortes, los tiros, pedir las ayudas, etc.

Aunque después de todo, quizás, eso sea lo menos importante. La esencia radica en la capacidad de superación, en las barreras que deben ser superadas para lograr un objetivo tan ambicioso, en plantearte cada día como un reto, en luchar cada minuto y no desfallecer nunca.... Ahí está el mérito, la recompensa es llegar.


miércoles, 25 de agosto de 2010

Cuando la mentira se convierte en doctrina




"Héroe es una palabra problemática, que dice mucho más acerca de quienes la usan que de la persona de la que están hablando."  Así se expresa el director de cine Amir Bar-Lev, autor del documental The Tillman Story. Y no le falta razón.

Pat Tillman fue un reconocido jugador de fútbol americano. Nacido en San José, California, en noviembre de 1976, rechazó una oferta multimillonaria de renovación por parte de los Arizona Cardinals para alistarse en los Rangers del ejercito americano.

Su carrera parecía no tener límites, tras convertirse en jugador defensivo del año con la camiseta de la Universidad Estatal de Arizona, ficha por los Cardinals, batiendo en el año 2000 el récord de 144 tacles en la NFL Season. Pero los atentados del 11-S hicieron que su vida diera un giro radical, y ocho meses después y tras finalizar la temporada regular, se alistó en el ejército de los Estados Unidos renunciando de este modo a los 3,6 millones de euros por temporada que le ofrecía el equipo de Glendale.

Se convertía  así en el patriota modelo, abandonaba su carrera profesional para servir a su país. Los remordimientos no le permitían seguir jugando al fútbol mientras los Estados Unidos de Norteamérica eran atacados. Era el reclamo perfecto, la publicidad ideal para continuar con la propaganda de la administración Bush. 

Su primera misión le llevo a Iraq, y antes de cumplir su primer año alistado salió repugnado de lo que allí vivió. "Es una guerra ilegal" decía a sus amigos. Pero su exacerbado sentido patriótico le impidió renunciar, quiso continuar con el compromiso de cuatro años que había firmado con el ejército. Siguiente parada, Afganistán.

Veintidós de abril de 2004, madrugada en la región de Khowst, cerca de la frontera con Paquistán. La misión es recuperar un carro Humvee que ha quedado atrapado en territorio enemigo, treinta cinco hombres, once vehículos y dos grupos. Pat viaja en el primero, su hermano Kevin en el segundo. De regreso a la base de Camp Salerno, el segundo grupo, al paso de un profundo cañón, queda atrapado por fuego enemigo. Han perdido el contacto visual con sus compañeros. Los talibanes disparan. Tillman, el héroe americano de veintisiete años, vuelve al rescate. Divisa a su compañero Bryan O´Neal tras un roca, visiblemente afectado intenta tranquilizarlo. El fuego cesa, los talibanes se retiran. El ataque ha durado poco.

Tras unos instantes de silencio, vuelve el ruido de los fusiles de asalto. Esta vez son dos compañeros del segundo grupo los que disparan contra ellos. Tillman intenta identificarse como fuerza amiga lanzando una granada que produce señales de humo, no le da tiempo, las tres balas que impactan en su cabeza llegan antes.

Según dicen, estas cosas pasan en la guerra, adrenalina, tensión, nerviosismo, angustia, incertidumbre e inexperiencia llevan a cometer errores de este tipo. Muerte por fuego amigo. ¡Menudo eufemismo!

La cuestión no es esa, es otra bien diferente. La eliminación de pruebas, la quema de su chaleco, la ausencia de autopsia, la modificación del devastador informe que había elaborado el capitán Richard Scott, a manos del teniente coronel Ralph Kauzlarich y el comunicado oficial de su muerte por fuego enemigo. La noticia llegó para apagar el monumental indencio que había supuesto la difusión de las torturas de la cárcel de Abu Ghraib. "Tillman se enfretó a un devastador fuego enemigo. Pese a estar herido de muerte inspiró a sus hombres a doblegar a los talibanes" Bush dixit. Había nacido un héroe, un patriota que recibió la tercera consideración más alta que se puede conceder en los Estados Unidos.

Pasadas cinco semanas, alguien pone a los Tillman sobre la pista, revisan informes, analizan miles de documentos y recurren al congreso. Aún así no iba a ser fácil, demasiados intereses median en el asunto. 

"La familia quiere la cabeza de alguien porque no es cristiana y para ellos la muerte no es una vida mejor. Si uno es ateo y no cree en nada, cuando se muere no le espera nada. Se lo comen los gusanos."  Es lo que tuvieron que oir de boca del teniente coronel Kauzlarich cuando fue interpelado a raíz de un extraordinario informe que había elaborado Espn.com.

Hace unos días se estreno el documental The Tillman Story, en él se desvelan muchos de los interrogantes que se abrieron a partir de aquella fatídica noche. Como dice esa famosa sentencia "la verdad es la primera víctima de la guerra", esperemos que, al menos en este caso, no se cumpla.

martes, 24 de agosto de 2010

La esperanza habita bajo tierra



Ya le hubiera gustado al mismísimo Steven Spielberg dirigir una película, algo que probablemente no tarde en suceder, con un guión en el que se narrara una historia como la que está sucediendo estos días en Chile.

El pasado cinco de agosto la tierra se derrumbó en la región chilena de Atacama. Un yacimiento de oro y cobre quedó sepultado bajo toneladas de piedra, polvo y tierra, y junto a él, los cuerpos de treinta y tres mineros. La lógica y el pesimismo hicieron pensar lo peor, no parecía haber lugar para la esperanza; y la tragedia y el llanto se presentaban como los únicos caminos. Sin embargo, el domingo se supo que, todos están vivos. Sepultados a setecientos metros de la superficie y con temperaturas superiores a los treinta y cinco grados, pero vivos. 

Los técnicos introdujeron una sonda hasta las entrañas de la tierra, quizás, nunca la esperanza haya llegado tan lejos. El deseo era encontrarles con vida en un refugio que se encuentra a esa profundidad, afortunadamente, poco después un taladro perforador de una máquina de sondeo arrastró hasta la superficie dos notas. En una de ellas se podía leer: "Estamos bien. En el refugio. Los 33"

Era mediodía, la noticia  corrió como la pólvora por el campamento Esperanza, donde doscientas personas aguardaban angustiadas desde hacía dos semanas. Los familiares lloraban de felicidad. El país, cansado de que últimamente la tierra le castigue de manera tan brutal, se convirtió en una fiesta. A tanta emoción contribuyó la carta que Mario Gómez escribió a su mujer. Conocido como el héroe de las entrañas del desierto de Atacama, comenzó a trabajar bajo tierra con doce años y cuenta hoy con sesenta y tres.

Pero tras la euforia inicial, el gobierno presidido por Sebastián Piñera llamó a la calma. A tenor de las informaciones emitidas por lo expertos, se abre un proceso de rescate complejo que puede durar entre tres y cuatro meses.

En primer lugar, los esfuerzos se centrarán en abastecer a los mineros del agua, sales de hidratación y diferentes geles con calorías que, les mantegan a salvo durante estos meses. 

Deberán determinar cual es el mejor lugar para la excavación, avanzarán a razón de treinta metros diarios, perforando un hueco de treinta y cinco centímetros de diámetro. Al parecer, este procedimiento lo llevarán acabo en unos cincuenta días. Una vez se establezca contacto directo con los mineros, dará comienzo la última fase del proceso, que consistirá en aumentar las dimensiones del diámetro, para posteriormente iniciar el rescate uno por uno. A la ya de por sí difícil tarea, se añadirá el comportamiento que tenga la roca y el macizo rocoso.

Superado el temor inicial, que dio paso a la euforía y a la alegría, se abre ahora un periodo de incertidumbre y desasosiego. De su capacidad de organización, de su fortaleza física y psicológica, de sus habilidades sociales, de su aptitud y actitud para la convivencia, de su generosidad y de la esperanza, dependerá su supervivencia. Desde luego que, si lo consiguen, el ser humano habrá escrito una página más dentro del innumerables casos de superación que se la han presentado. ¡Qué así sea!

lunes, 23 de agosto de 2010

Y a partir de aquí, llegó la hora de la verdad




Sin lugar a dudas, lo mejor ha sido tener la última posesión para ganar. Otra cosa bien diferente es cómo se ha gestionado o el nivel que mostró España durante buena parte del partido.

España salió con un cinco NBA. Pero lo hizo acomplejada, sin intensidad y con las ideas nubladas, algo impropio en una selección de este nivel. Evidenció muchos aspectos a mejorar, especialmente la defensa del bloqueo directo, el trabajo de uno contra uno y las segundas ayudas.

Contrariamente a lo que se pueda pensar, la defensa del bloqueo directo no es solamente responsabilidad de dos. Aunque bien es cierto que, el trabajo se inicia en los jugadores que participan directamente en esta acción. Y ayer, quedaron de manifiesto los problemas que ha tenido el equipo nacional a lo largo de esta preparación para solventar este aspecto. Existe poca responsabilidad individual por parte del exterior que defiende el bloqueo, falta agresividad para presionar el balón y compromiso a la hora de evitar el bloqueo. Numerosas fueron las ocasiones en las que se quedaron pinchados y sin capacidad de reacción. El grande, esperaba muy hundido, confiando en su envergadura o en su capacidad atlética, pero quedó demostrado que, ante jugadores del nivel físico de los americanos, ésto no es suficiente. El problema en los laterales se resolvió negando el bloqueo, los pequeños estuvieron más activos, y los pívots quedaron más protegidos. Otro cantar es el central, aquí Scariolo tendrá que buscar soluciones para tapar ese agujero. 



El uno contra uno fue otro de los problemas defensivos. Debió haber más agresividad en las líneas de pase para intentar que atacaran lo más lejos posible de canasta, una mayor exigencia en parar el primer bote, un mejor trabajo de ayudas laterales, y por supuesto, más implicación por parte del lado débil. Las primeras ayudas tardaron en llegar y, en muchas ocasiones, las segundas no existieron. Eso es algo que también ocurrió en la defensa de los bloqueos directos. En ello encontramos parte de la explicación de la superioridad reboteadora de los americanos. Especialmente preocupante resultaron las defensas de Garbajosa y Claver. España debe encontrar una solución colectiva en la defensa del cuatro contrario cuando éste juega abierto.

Ofensivamente, el equipo funcionó mejor con Ricky que con Calderón, lejos de su mejor nivel, pero con sobrada calidad para ser determinante en el mundial. Esperemos que la lesión no le aparte del campeonato. 
Rubio tuvo unos minutos de los suyos, de genio. Y así son ellos, para lo bueno y para lo malo. Alguno pensará que sobraba ese pase por la espalda a Marc, que no era ni el mejor momento, ni la mejor opción; pero es lo que tiene el talento y la imaginación, no tiene límites.



En el juego colectivo quizás se echó de menos una mayor presencia interior, Gasol es dominante y tiene que participar aún más.  A pesar de ello y del mal día en el tiro (hay que jugar con mayor contundencia cerca del aro contra equipos de este nivel y tener más concentración en los tiros libres), España tuvo la última para ganar. Es cierto que la zona resultó una sorpresa, es verdad que no se gestionaron bien esos segundos finales. Pero también resulta obvio que, coach K tuvo que utilizar un recurso sorprendente en un partido amistoso, quizás lo eche en falta en la final del campeonato.

domingo, 22 de agosto de 2010

El cachas ha muerto

Al menos eso es lo dice Margarita Pérez, directora de la agencia de moda Deraza. Al parecer los patrones de belleza están cambiando, ya no se llevan los tipos mazas y musculados, ahora son otros los que marcan tendencia. Jovenes, con aspecto añinado, ambiguos y delgados. Stallone y sus colegas han dado paso a los Bill Kaulitz y demás espécimenes. Un tipo de un metro y ochenta centímetros que pesa cincuenta y cinco kilos. 

Uno muchas veces se pregunta quién es la persona que marca las tendencias, del mismo modo que, en esta crisis económica que estamos viviendo, se habla de manera etérea diciendo que la culpa es de los mercados. Me gustaría saber quién decide que, ahora se llevan los cachas, mañana se llevan los metrosexuales, pasado nos inventamos a los hubersexuales, para terminar imponiendo que hay que pesar veinticinco kilos menos de los centímetros que mides, porque sino, no gustas, no estás a la última y no molas.

El otro día, charlando con un amigo, hablábamos sobre la cantidad de exigencias que tiene nuestro día a día a la hora de cuidar nuestro cuerpo. Y llegábamos a la conclusión de que no hay tiempo material para poder hacer todo lo que se recomienda. Hay que comer cinco piezas de fruta al día, caminar al menos durante treinta minutos, tomar verduras y legumbres cinco veces por semana, aprovechar las cualidades de la soja en todas sus variantes, tomar magnesio, comer vallas de goji, beber un vaso de vino en las comidas, hacer sudokus o cambiar tus rutinas para mantener tu cerebro activo, etc, etc. Y por supuesto, tomar fósforo para la memoria.

Esto es algo que debería haber hablado con mis abuelos, saber cómo lo hacían antes para poder vivir sin todas estas exigencias. Averiguar quién les marcaba la tendencia a la hora de vestir y cómo consiguieron ese cutis sin los pertinentes cuidados faciales.

Claro que, además se supone que hay que trabajar para poder comprar todo eso y pagar la hipoteca de tu casa, aquella en la que tienes la cama en la que debes dormir ocho horas al día.

Después de realizar el pertinente estudio y reflexionar largo y tendido sobre todas nuestras obligaciones para con nuestro cuerpo; he llegado a la siguiente conclusión. La mejor manera para ser feliz es disfrutar de la vida, de las personas y de lo que te rodea. Aprovechar cada momento como si fuera el último, querer, dejar que te quieran, reír, hacer reír y descojonarse de uno mismo. Salir con tu pareja, disfrutar de tu familia, viajar, tomar cañas con tus amigos, llorar, volver a reirte, hacer deporte, tirarte en el sofá, correrte una buena juerga, bañarte en el mar, mojarte bajo la lluvia, soñar despierto, trabajar, cantar aunque sea mal, comer un helado o dejarte llevar.  

Solamente hay que usar la lógica, hacer en su justa medida. No ser esclavo de nada ni de nadie. Ni tan siquiera de la felicidad.




viernes, 20 de agosto de 2010

Cada vez más cerca de la edad de piedra


Todos sabemos que Grecia y Serbia nunca han sido el paradigma de la deportividad, pero lo vivido ayer durante el partido amistoso que disputaron dentro del marco del Torneo Acrópolis, supera con creces el límite de lo deleznable. Hacía tiempo que no se presenciaba un espectáculo tan denigrante y bochornoso. Quizás haya que retroceder hasta los años 70-80 para poder encontrar un "espectáculo" semejante. Recordar los duelos entre Yugoslavia y la Italia de Meneghin. Con Kikanovic y "Moka" Slavnic repartiendo coces desde la tribuna de prensa o la imborrable imagen de Goran Grbovic amenazando a Meneghin con las tijeras del fisio.
Por no hablar de las que se liaban en el "pabellón de la paz y la amistad", qué paradojas tiene la vida. Monedas y botellas por el aire, bengalas al viento. Como me acuerdo del pobre Rullán, corriendo despavorido hacia el túnel de vestuarios mientras sorteaba todo tipo de objetos voladores. 

Ayer fueron otros los que protagonizaron una escena típica de matones o macarras callejeros. Ver como Bjelica era pateado por el animal de Schortsanitis, mientras el "valiente" de Krstic le daba puñetazos por la espalda. O como este último utiliza una silla para abrirle literalmente la cabeza a Bouroussis, son escenas nauseabundas.

Tras la refriega y cuando el autobús serbio abandonaba el pabellón olímpico de la capital helena. La policía lo detuvo para tomar declaración a Krstic, Teodosic y Keselj. El primero de ellos ha pasado la noche en las dependencias policiales, quedando libre sin cargos a la espera de que las imágenes sean estudiadas detenidamente antes de tomar una determinación definitiva.

Hoy en día, los deportistas son espejos en los que la juventud pretende reflejarse, ídolos que con sus actuaciones forman parte del proceso de formación de todos esos chicos y chicas que los ven como a seres de otra galaxia a los que un día querrían parecerse. Ser deportista no significa ponerse unos pantalones cortos, correr un rato, meter un par de goles o anotar unas canastas, mientras esperas que, al final de cada mes el club de turno llene tus cuentas de cientos de miles de euros. Ser deportista significa mucho más,  supone la obligación de mantener una conducta ejemplarizante, honesta, honrada y alejada del más mínimo atisbo de violencia.

Desgraciadamente cada vez quedan menos deportistas con esos valores. Ante los Raúl o Nadal se levantan otros muchos que, son más conocidos por su vida nocturna o sus ruedas de prensa que por su vida "profesional". Se dice que Nadal o Raúl son un ejemplo para las generaciones venideras, jugadores de talla mundial que han hecho de su modestia y su saber estar una seña de identidad. Y lo más sorprendente de ésto es que resulta ser noticia, incluso a veces se sitúa por delante de sus cualidades como deportistas. Cuando lo noticiable debería ser que un deportista no tuviera esas virtudes.

Ahora se abre un incógnita que quedará despejada en breve, y esa no es otra que, saber si la FIBA impone algún tipo de sanción a los implicados en la batalla campal o  hace la vista gorda como muchas otras veces. Ha llegado el momento de saber si el baloncesto está regido por un organismo deportivo o por un estamento recaudatorio. De su decisión se podrán sacar muchas conclusiones, y probablemente entenderemos porqué hay tampocos deportistas con la calidad humana de Raúl o Nadal. Espero equivocarme.

lunes, 16 de agosto de 2010

Alaior




Hay un lugar, diferente, donde el reloj se para y el mundo se detiene. Donde aparentemente nunca pasa nada y todo es como siempre. Donde las horas no pasan, donde todo el mundo duerme, de donde hubieras deseado no irte nunca y regresar siempre, donde la ausencia se nota y el sentido se pierde. Donde el color blanco siempre está presente. Donde es incuestionable la hospitalidad de sus gentes.

Uno busca durante toda su vida, y a veces, tiene la fortuna de encontrar, pero eso solamente les ocurre a unos pocos. Otros muchos se pasan la vida queriendo encontrar su sitio, deseando decir a los cuatro vientos que, han encontrado su lugar en el mundo. Van y vuelven, pero regresan al mismo punto y pocas veces avanzan.

Muchos somos los que disfrutamos del lugar donde nacimos, los que añoramos nuestra infancia, nuestros rincones, nuestros recuerdos, a nuestra familia y a nuestros amigos. Pero, existen imponderables, circunstancias que se escapan a nuestro control que te llevan  por otro camino, no te obligan a decidir, simplemente te colocan en tu sitio. Son sensaciones, sentimientos, saber que nunca debiste dejar el lugar que tanto tardaste en conocer, desear regresar antes de irte, sentirte como en casa, saber que puedes contar con ellos, formar parte del día a día.........ser uno más.

Yo, he tenido la fortuna de encontrar ese lugar. De disfrutar de sus gentes, de sus calles, de sus fiestas y de su ambiente. He tenido el honor de entrar en sus casas, el privilegio de sentirme su amigo, el placer de sentirme querido y el orgullo de ser respetado.

Así es Alaior y las personas que lo habitan. Amables, sencillas, divertidas, sinceras, hospitalarias, trabajadoras y honestas. Sólo existe una palabra que pueda expresar mis sentimientos: GRATITUD. En mayúsculas, como vosotros.

martes, 10 de agosto de 2010

¿Camino de la destrucción?


En una reciente entrevista, el científico británico Stephen Hawking decía que: " Los humanos deben colonizar el espacio". Leído así, de sopetón, alguno puede pensar que a este genio de la física se le ha ido un poco la cabeza. Sin embargo, cuando la entrevista es leída en profundidad y se establecen conexiones con los desastres naturales que padece casi a diario el mundo, la cosa es como para empezar a preocuparse.

Alguno pensará, ¡coño! Félix pasó de entrenador de baloncesto a cosmólogo. Y eso en cuestión de meses. ¡Qué fenómeno! Obviamente, ni soy experto en este tipo de ciencias, ni tengo la intención ni la capacidad para  ello. Pero lo que resulta evidente es que, cada vez que encendemos la televisión y vemos las noticias, es para echarse a llorar primero, y a temblar después. 

Sin querer ser apocalíptico, éstas son algunas de las catástrofes que suceden en la actualidad o han sucedido recientemente. Inundaciones en Pakistan, 1600 muertos y 14 millones de damnificados, el doble que en el tsunami que devastó el sudeste asiático. China, al menos 200 muertos y un sin fin de pueblos cubiertos por lodo y rocas. India, 228 muertos y 2 millones de afectados. Polonia, lluvias torrenciales que tienen hanegada Varsovia, en mayo fallecieron 15 personas por culpa de otras inundaciones.



 Al margen de ésto se sitúa lo que está sucediendo en Moscú. Temperaturas altísimas que tienen a la población axfisiada, más habituada al gorro y al abrigo que a los bañadores. Pero lo peor no queda ahí, debido a los incendios, es tal la nube de humo que se ha ido extendiendo por el país que, ya son 3000 los kilómetros que cubren el centro y oeste de la Rusia. Se han sofocado 239, pero la atención se centra ahora en los 247 nuevos. Son 750 mil las hectáreas devastadas, más de 160 mil las personas que trabajan en la extinción, incluso Estados Unidos ha enviado un equipo de emergencia ante las dimensiones que está adquiriendo la catástrofe. Debido a estas circunstancias la mortalidad se ha duplicado por dos, pasando de los 360 muertos diarios en la capital a los más de 700. 


 

A principios de este año se produjo una de las mayores catástrofes humanitarias que haya padecido la humanidad, el terremoto de Haití. Con una intensidad de 7 grados en la escala de Richter, la tierra se tragó infinidad de "casas", la vida de al menos 200 mil personas y la esperanza de muchos millones de haitianos. Apenas un mes después, en Chile, se producía unos de los cinco seísmos más fuertes de la historia. La energía liberada equivale a 100 mil bombas atómicas como la lanzada en Hiroshima en 1945.

Al margen de todas estas catástrofes con las que la tierra nos castiga, está el constante ejercicio realizado por el ser humano para llegar al exterminio. En Afganistán 1200 muertos civiles en los primeros seis meses de año. En Irak han debido de perder la cuenta, llegando a cifras muy parecidas a antes de la intervención. El conflicto entre Israel y Palestina rebosa una tensión que tiene al mundo en vilo, en Méjico no hay día que las mafias no se lleven por delante la vida de unas cuantas personas. En decenas de países la explotación infantil continúa siendo una práctica habitual. Aunque no hace falta que nos vayamos tan lejos para comprobar que no hemos evolucionado tanto como nos creemos, noticia es el día que no muere una mujer en nuestro país a manos de su pareja o ex-pareja.

Es un constante suma y sigue. Maltratamos diariamente al planeta, talamos árboles, quemamos bosques, llenamos de petróleo los mares, contaminamos la atmósfera y pensamos en el hoy sin preocuparnos qué pasará mañana o qué será lo que encuentren las futuras generaciones. Y no contentos con destrozar nuestra casa, el lugar donde habitamos, nos aniquilamos.

Hawking hablaba sobre la necesidad de ampliar fronteras, buscar otro lugar donde vivir, porque antes de que el sol queme la tierra, la mano del hombre habrá terminado con cualquier tipo de sostenibilidad en el planeta. Lo que habría que preguntarle ahora es,  ¿cuánto tiempo tardaría el ser humano en acabar con esa nueva tierra prometida?

viernes, 6 de agosto de 2010

El valor de la tradición

Los miércoles han dado paso a los jueves, pero continúan siendo igual de interesantes y productivos. Hace ya unos cuantos años, ante el alejamiento que nuestras diferentes obligaciones iban provocando, Fernando y Toño, se propusieron quedar una vez a la semana para que no perder el contacto.

Hemos sido una buena pandilla, la mayoría, por no decir todos, hemos estudiado juntos, o al menos íbamos a la misma clase. Son muchas las cosas que hemos hecho en común y unas cuantas las anécdotas que podemos contar. Lo hemos pasado bien, pero a pesar de nuestros vínculos y de la proximidad que siempre tuvimos, unos por unas obligaciones y otros por otras, cada vez nos veíamos con menos frecuencia. Y partir de aquí fue cuando surgieron las cañas de los miércoles, un día perfecto a mitad de la semana que, nos permitiría hablar de nuestras cosas y desconectar al menos un par de horas.

Aquella magnífica idea se ha convertido en una tradición, forma parte de nuestras obligaciones. Con la diferencia de que supone un placer y un privilegio poder reunirnos. Yo, que he pasado mucho tiempo fuera de León, siempre eche de menos dos cosas, al margen claro está de mi familia, la pachanga de los martes y las cañas de los miércoles. No fueron pocos los días que desde Los Barrios, Melilla o Menorca me acordaba de ello.

Han pasado los años, muchos, y me asombra ver que semana tras semana siempre hay quórum, y en lugar de perder unidades, añadimos alguna. La hora siempre es la misma y el itinerario no cambia. A pesar de ello cada día es diferente, cada día tenemos cosas nuevas de que hablar y de las que reírnos, y por supuesto, cada día recordamos alguna que nos produce más gracia aún. 

Desde ayer, por problemas de intendencia, los miércoles han dado paso a los jueves. No fue mala la convocatoria para el estreno, y más si tenemos en cuenta las fechas. Siete fuimos los valientes. Y un tema recurrente:  "!Esto de los jueves en invierno va a tener un peligro!" " Ya verás como algún día la liamos".

Al final, ya verás como alguna deseará que los jueves vuelvan a ser miércoles.

jueves, 5 de agosto de 2010

¿Dónde está el límite?

Ayer, Laura Dekker puso rumbo a un reto sin precedentes, no sólo en la historia de la navegación, sino, probablemente, en el mundo del deporte. Y es que, esta niña holandesa, de tan sólo catorce años, tiene la intención de ser la navegante más joven en dar la vuelta al mundo en solitario.

Como no podía ser de otro modo, la decisión viene cargada de polémica. En agosto de 2009, apoyada por sus padres, decidió dar rienda suelta a esta aventura, pero una organización de protección de la infancia puso en manos de un juez tal decisión. Al final, la niña quedó bajo la tutela de las autoridades, con el compromiso por parte de unos de la revisión del caso a los 365 días y el de la preparación de un curso de primeros auxilios por parte de ella.

Una semana atrás, un juzgado holandés la liberaba de tal prohibición y dejaba en manos de sus padres la decisión definitiva. Ayer, poco después de las nueve de la mañana, salía del puerto de Den Osse rumbo a Lisboa, donde iniciará su aventura.

El tiempo corre en su contra, antes del 16 de setiembre de 2012 debe haber cumplido su hazaña, sino, el récord seguirá en poder de Jessica Watson, una australiana que completó la proeza cuando tenía 16 años y 362 días. 

El viaje le llevará por Barbados, Granada, Bonaire, Curaçao, Aruba, Panamá, Galápagos, Marquesas, Australia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Sri Lanka, Maldivas, Yemen, Sudán, Egipto, Grecia, Italia, España y Gibraltar, antes de hacer meta en Lisboa. Si la cosa se complica, a su llegada a Balí, tiene una ruta alternativa que la obligaría a bordear el continente africano, pasando por Barbados, Rodrigues, Mauricio, Sudáfrica, Santa Helena y Cabo Verde, para finalizar en las Islas Canarias.

Cada día resulta más evidente que vivimos en un mundo lleno de retos, cada día tenemos uno o varios frente a nosotros. La medida de ellos depende de la posibilidad y capacidad de cada cual. Los récords cada vez duran menos, muchas veces se lleva al cuerpo al límite de su resistencia o se le dota de elementos externos que permitan llegar al  lugar que nuestro talento no permite. Uno llega a pensar que, si no se hace algo que quede para la posteridad pasará por la historia de puntillas.

Es probable que pocos duden de las cualidades de Laura Dekker para navegar en solitario. Nació en Australia, en un barco, y los primeros seis años de su vida apenas pisó tierra firme. Probablemente navega mejor que camina, pero al fin y al cabo tiene catorce años.

Un reto de esa complejidad no sólo requiere de una extraordinaria preparación física, sino de una fortaleza mental al alcance de poca gente. Cuerpo y mente quedan sometidos a sufrimientos máximos en condiciones extremas. La soledad, las adversidades meteorológicas, los piratas y un sin fin de contratiempos que seguro aparecerán por el camino, será todo lo que deba de superar.

A eso se añade su formación académica, la cual continuará con los libros del cole y con la conexión a internet. La soledad, la ausencia de afectividad y todas las cosas que necesita cualquier persona de su edad se suman a la larga lista.

Es probable que lo consiga, ¡ojalá! Pero siempre quedará abierto el debate de la conveniencia o no de tal reto y sus consecuencias.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Cuando faltan escrúpulos y sobra sinrazón.


La FIFA multa a España por juego duro durante la final del mundial de Sudáfrica. No es que hayan adelantado los Santos Inocentes, no. Al parecer, según la reglamentación del organismo que regula el fútbol mundial, se establece como mala conducta de un equipo, el hecho de que al menos cinco de sus jugadores sean amonestados.

La sanción impuesta a la roja por las cinco tarjetas amarillas recibidas,  asciende a 9650 dolares. Lo que significa una media de 1930 $ por cada una de ellas. Sin embargo, los orange fueron sancionados con 14500 $ por sus nueve tarjetas amarillas, que en el caso de Heitinga fueron dos, lo que supuso su expulsión. Por lo tanto, cada tarjeta les cuesta 1611 dolares. Obvio resulta decir que, cada patada que dieron supone calderilla.

No estaría de más conocer el "criterio" que ha seguido la FIFA para establecer estas sanciones. Por todos es bien conocido el afán recaudatorio de las federaciones que gobiernan el deporte profesional, pero hay resoluciones que terminan con la poca fe que le queda a uno en este tipo de organismos.

Clama al cielo que España, el paradigma del tiqui-taca, como decía el difunto Andrés Montes, resulte sancionada por la dureza de su juego. Y más, cuando una de las tarjetas la recibió Iniesta por quitarse la camiseta para celebrar el gol más importante de su vida y otra fue la que vio Capdevilla por hacer una zancadilla a Van Persie. Mientras que los de la foto que encabeza esta entrada, en especial Van Bommel (reencarnado en la figura de Schwarzenegger), que se pasó zurrando todo el mundial, quedaron prácticamente impunes. Incluso tendremos que dar gracias a Howard Webb, el extraordinario árbitro que dirigió la final, por no sacar tarjeta roja a Xabi Alonso, después de agredir con el esternón la planta del pie del pobre De Jong (se adjunta documento gráfico).


Holanda, que puso en práctica la táctica más asquerosa que se haya visto en una final  en la historia de los mundiales, estuvo a punto de llevarse el título, sólo el gran juego desplegado por España, la justicia deportiva y el cambio de la historia, hicieron posible que una banda de matones no fueran campeones del mundo.

P.D. Si echáis en falta a alguno en la foto hacérmelo saber.

martes, 3 de agosto de 2010

Arroz blanco y sushi o fabada y cocido



Resulta que el hombre más viejo de Tokio lleva treinta años muerto y la mujer más longeva lleva años desaparecida. ¡Así cualquiera se hace viejo!

Los que en algún momento hayan pensado irse a Japón a vivir, llamados por el reclamo del elixir de la eterna juventud, quizás después de esta noticia se lo piensen un poco. Es mucho lo que se ha escrito y dicho sobre la esperanza de vida de los japoneses. Se ha intentado desmenuzar de manera concienzuda los entresijos de este misterio. Aunque principalmente siempre se habló de la alimentación; famosa resulta aquella máxima en la que se decía que había que dejar de comer cuando el estómago estuviera ocupado en un 70%.

Aquí, en España, alucinamos con esa habilidad japonesa, no sólo para medir la capacidad del estómago, sino por la fuerza voluntad que deberían tener para dejar de comer un buen chuletón, un cocido, una fabada o unos huevos fritos con patatas por considerar su estómago lleno en un 70%.

Vamos a imaginarnos la estampa por un momento, te vas con tus amigos a pegarte una buena gala. Y llegado el momento en el que tu estómago llega a la cifra mágica, que es en los entremeses, porque las cañas y las tapas de antes ya ocuparon el 57,4 % de tu capacidad estomacal, dices: "Yo, aquí me paro. No puedo comer más porque he llegado al 70% de la capacidad de mi estómago".  El descojono resulta generalizado, la mofa inicial da paso a una caña sin precedentes, ésta se prolonga durante semanas y meses y no hay reunión en la que no salga aquel triste episodio. El psicólogo se construyó una mansión en Marbella gracias a la pasta que le has dejado sesión tras sesión y, por fin, empiezas a superar que la gente te señale por la calle.

En una sociedad como la nuestra, tan acostumbrada al vino del mediodía, a las cañas de la tarde y a  la comida familiar del fin de semana, resulta complicado en este sentido competir con los japoneses y su fuerza de voluntad. De hecho si os fijáis, cuando pueblan nuestras ciudades y les observas, no ves a ninguno con sobrepeso. Se conservan como si les hubieran momificado. Nada que ver con nuestras famosas vacaciones del Inserso, donde las barrigas de muchos de los asistentes preceden las comitivas.

Aún así, después de leer el artículo en el que aparecía esta información, uno pone en cuarentena sus índices de longevidad. Además, en el último ranking publicado, España ocupaba el séptimo puesto con una media de edad 80,9, justo por detrás de los nipones que tenían una media de 81,25.

Tras un estudio meticuloso de todos los datos que he podido obtener en internet, he decidido que no les arriendo la ganancia. Entre otras cosas porque paso de que el psicólogo se construya una mansión en Marbella a mi costa.

lunes, 2 de agosto de 2010

No sólo Lebron tiene la culpa



Cuando a primeros del mes de julio anunciaba su fichaje por Miami Heat para compartir vestuario y, como casi todo el mundo presume, minutos de gloria con Wade y Bosh. En Florida todos los aficionados al baloncesto debieron sentirse felices por esta decisión.

Tres semanas después, al menos treinta personas, hubieran preferido que se quedase en Cleveland o que se hubiera ido a pasar el frío invierno a Second City (Chicago), en lugar de elegir las playas por las que caminó Sony Crockett. El motivo es simple, ha sido tal la repercusión del espectáculo televisivo protagonizado por The King que, en este tiempo se han agotado todos los abonos para la temporada que viene. Incluso hay una lista de espera de 6000 personas. Por lo tanto, los directivos de los Heat se han visto en la obligación de prescindir de los servicios de sus taquilleros. 

Parece mentira, pero el Rey Midas, aquel que debe devolver a la cima del baloncesto mundial a los Heat, revalidar el anillo que consiguieron en las finales de 2006 contra Dallas o lograr que los turistas visiten  las playas de Florida antes que las de California, ha logrado que el efecto inmediato de su decisión haya sido la destrucción de treinta puestos de trabajo.

James, que en su momento fue nombrado como el sucesor del mejor jugador de todos los tiempos, ha hecho desfilar por su mansión de Cleveland a los principales directivos de franquicias como New York, New Jersey, Chicago, Miami... antes de tomar una decisión. La cual se dio a conocer en un espectáculo sin precedentes en los Estados Unidos, y ya es decir. Emitido en directo en prime time por la ESPN,  con diez millones de audiencia, "The decision" duró, nada menos que, seis horas. Resulta obvio decir que hubo tiempo para todo, pero principalmente resultó un bodrio y un ejercicio de narcisismo y megalomanía repugnate. Hablando de sí mismo en tercera persona y dirgiéndose a la nación como si dominara el mundo, para teminar diciendo: " Me llevo mi talento al sur de Florida".


El amor y la idolatría han dado paso al odío y al rencor. Las camisetas vendidas a precio de oro que se paseaban con orgullo, forman parte del espacio de oportunidades de cualquier tienda, incluso muchas de ellas han sido quemadas. Sus paisanos, aquellos mismos que le pusieron en la cima del mundo, ahora le odian como si fuera el enemigo publico número uno. 
Dan Gilbert, el multimillonario dueño de los Cavs, le acusa de ser un traidor y de borrarse en la serie contra Boston. Ese mismo que liquido a un entrenador y a un general manager porque The King se lo pidió, o ese mismo que estaba dispuesto a pagarle 120 millones por temporada.
Jordan, Magic o Barkley han puesto en cuestión su capacidad para conquistar un anillo simplemente acompañado por grandes escuderos.

Lo que parece evidente es que Miami hará un negocio redondo, se habla de cifras que rondarán el billón de dolares. Otra historia será ver si son capaces de vencer el orgullo y la calidad de los Celtics, o el juego de interior de Los Lakers sumado al talento de Bryant.

Quizás haya llegado el momento de alejarse, ver las cosas con la perspectiva que proporciona la distancia y empezar a comprender que convertimos a seres humanos en estrellas primero, ídolos después, para terminar situándolos en un espacio reservado a las divinidades. Luego, cuando llegado el momento se equivocan, su tiempo termina, como el de todos, los focos se apagan y los fans y los periodistas no esperan a la puerta del pabellón; los criticamos, los hundimos y los tiramos a la basura, porque ya tenemos un juguete nuevo.
Afotunadamente las últimas finales nos recordaron a tiempos pasados, nos llenaron de nostalgia y nos llevaron a un tiempo que nunca debimos abandonar. Afortunadamente las últimas finales las vieron 28 millones de personas.