viernes, 9 de julio de 2010

El surrealismo hecho ciencia

Parece mentira que, en un país tan serio como Alemania, un pulpo sea el que pronostique los resultados de su selección. Ya lo hizo durante la pasada Eurocopa, atinando todos los resultados, a excepción de la final que ganó la selección española.

Paul, que es como se llama el pulpo en cuestión, ha acertado durante esta copa del mundo el ganador de todos los partidos que jugó el equipo teutón, incluidas las derrotas contra Serbia en la fase de grupos y contra España en semifinales.

Son muchos los países que se han sentido ofendidos por este molusco cefalópodo dibranquial. Australia, Ghana, Inglaterra y Argentina. Y en todos ellos se habla de la posibilidad de sacrificar al animal para darse un festín. Es por ello que, ya han surgido varias iniciativas por parte de diferentes protectoras de animales para declarar al octópodo especie protegida.

Hoy nuestro querido Paul ha realizado el pronóstico de la final. Y, como no podía ser de otra manera, nos da como ganadores. No sabemos si Paul ha visto jugar a la selección, si las ostras que le ponen en la caja que está adornada con la bandera española son más grandes que las otras, o si realmente tiene poderes extra sensoriales. Lo que parece evidente es que el tipo no es tonto, ya que no ha querido enfrentarse con el país en el que mejor se cocina a los de su especie.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar